Precauciones de seguridad con los alimentos durante los apagones eléctricos

SILVER SPRING, Maryland -- Es el invierno de 2019 y algunas partes del país ya están experimentando condiciones meteorológicas extremas y apagones eléctricos. De hecho, un apagón eléctrico puede producirse en cualquier momento y puede afectar la seguridad de sus alimentos. La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA) le recuerda que la mejor forma de garantizar la seguridad de sus alimentos es tener un plan preparado y saber qué precauciones de seguridad adoptar si se produce un apagón eléctrico.

Esté preparado

Planifique por anticipado para mantener los alimentos seguros si se corta la luz.

Use un termómetro para refrigerador y congelador y revíselo regularmente para verificar que la temperatura del refrigerador es de 40 °F o menor y que la del congelador es de 0 °F o menor.

Planifique para tener hielo. Sepa dónde puede conseguir hielo seco o en bloque. Haga cubitos de hielo y congele bolsas de agua o gel refrigerante para conservar los alimentos fríos cuando no haya energía eléctrica.

Tenga hieleras a mano para mantener los alimentos refrigerados si la energía falla por más de 4 horas.

Congele los productos refrigerados que no necesitará de inmediato y agrupe los alimentos dentro del congelador.

Almacene en la despensa alimentos listos para comer que no requieran cocción o refrigeración para unos días.

Si se corta la luz

Las bajas temperaturas retardan el desarrollo de bacterias peligrosas; por lo tanto, mantener los alimentos a una temperatura segura es crucial para reducir el riesgo de intoxicación alimentaria.

Mantenga cerradas las puertas del refrigerador y del congelador todo lo posible. Si la puerta permanece cerrada, el refrigerador mantendrá los alimentos fríos durante aproximadamente 4 horas y un congelador lleno mantendrá la temperatura durante aproximadamente 48 horas (24 horas si está medio lleno).

Use hielo (seco o en bloque, cubitos de hielo y contenedores congelados de agua o gel) para mantener el refrigerador y el congelador tan fríos como sea posible.
Cuando se restablezca el suministro eléctrico

Antes de consumir cualquier alimento después de un apagón eléctrico, compruebe la temperatura del refrigerador y la del congelador.

Si el apagón eléctrico no duró más de 4 horas, los alimentos refrigerados deberían ser seguros, siempre y cuando las puertas se hayan mantenido cerradas. Deseche cualquier alimento perecedero (por ejemplo, carne, aves, pescado, mariscos, leche, huevos o restos de comida) que haya estado a temperaturas superiores a 40 °F durante 2 horas o más.

Si la temperatura del congelador es de 40 ºF o menor, los alimentos son seguros y pueden volver a congelarse. Si no tenía un termómetro en el congelador, revise cada paquete para determinar su estado; no confíe en la apariencia o el olor. Si el alimento aún contiene cristales de hielo o si está a 40 °F o menos, puede cocinarlo o volver a congelarlo con seguridad.

Tenga presente que el consumo de alimentos perecederos que no se mantienen adecuadamente refrigerados o congelados puede causar intoxicaciones alimentarias, incluso si están bien cocinados.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

dos × 2 =

Newsletter Powered By : XYZScripts.com