En 2018 el clima extremo ocasionó más pérdidas que los desastres naturales

El año pasado se produjeron 394 catástrofes naturales que generaron pérdidas por valor de 198.015 millones de euros (225.000 millones de dólares), de los que 79.206 millones de euros (90.000 millones de dólares) fueron cubiertos por los seguros contratados tanto por el sector privado como el público. Esto supone que la ‘brecha de protección’, el porcentaje de pérdidas económicas no aseguradas, fue del 60%, el nivel más bajo desde 2005.

Así lo recoge el informe anual de AON, ‘Weather, Climate and Catastrophe Insight’ que apunta a los ciclones tropicales como la mayor causa de catástrofes en 2018, entre los que se encuentran los huracanes Michael y Florence (Estados Unidos), los tifones Jebi y Trami (Japón), Mangkut (Filipinas, Hong Kong, China) y Rumbla (China).

2017 y 2018 han sido los años más caros de los registrados tanto en pérdidas económicas (653.000 millones de dólares) causadas solo por desastres climáticos como en pérdidas aseguradas en todo tipo de catástrofes (237.000 millones de dólares).

“La industria aseguradora sigue haciendo frente a los desembolsos pendientes con un capital de 595.000 millones de dólares, aunque sigue centrada en gestionar el coste del cambio climático y de los desastres relacionados con el clima ayudando a minimizar la ‘brecha de protección’.”, señala Alfonso Valera, CEO Iberia de Reinsurance Solutions de AON.

Otros grandes desastres fueron los incendios ocurridos en el norte y sur de California. De estos, el mayor suceso asegurado de 2018 ha sido el ‘Camp Fire’ que dejó una factura de 12.000 millones de dólares, y también se ha convertido en el incendio con más víctimas mortales y más destructivo de California desde que existen registros.

Para Steven Bowen, director de Impact Forecasting y meteorólogo, 2018 deja como conclusión que los riesgos catastróficos siguen evolucionando. “La compleja combinación de factores socioeconómicos, cambios de población y exposición en las localizaciones vulnerables, así como un clima cambiante que se traduce en unos modelos climáticos más volátiles, obliga a un nuevo debate sobre cómo gestionar suficientemente la necesidad de implantar medidas de mitigación y resiliencia”.

Siniestros más destructivos en 2018:

• El incendio apodado ‘Camp Fire’ destruyó 18.804 estructuras en octubre, incluyendo la mayor parte de la ciudad de Paradise (Estados Unidos). Se estima que los costes económicos alcancen los 15.000 millones de dólares. Las pérdidas aseguradas totales derivadas de los incendios de California marcan un nuevo record por segundo año consecutivo.

• En Japón, las lluvias torrenciales durante el mes de julio causaron inundaciones en gran parte del país causando daños cercanos a los 10.000 millones de dólares.

• Una inundación de varios miles de millones de dólares tuvo lugar en el estado de Kerala, India, durante los meses de verano del Monzón.

• Un episodio de mal tiempo e inundaciones afectó a Italia y Austria durante los meses de octubre y noviembre con un perjuicio económico de 5.000 millones de dólares.

• Con unas pérdidas aseguradas de 2.100 millones de dólares, el vendaval Friederike se convirtió en el quinto más costoso en Europa durante el presente siglo.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

once − 9 =

Newsletter Powered By : XYZScripts.com