Sector de los seguros elevará las primas mundiales, gracias a nuevas tecnologías

El sector de los seguros podría alcanzar los 10 billones de dólares en 2030, a medida que vaya cambiando para hacer frente al cambio climático y la ciberdelincuencia, prevé un nuevo informe de Bain & Company.

El estudio «Insurance 2030: As Risks Mount, Insurers Aimment Protection with Prevention« explora la evolución del panorama de riesgos para las aseguradoras, mostrando que los riesgos disminuyen o se estabilizan en áreas maduras, como los automóviles personales y la mortalidad; se expanden en nuevas áreas, como la ciberdelincuencia y los activos digitales; y se agravan en otras, como el cambio climático y las enfermedades infecciosas.

Por ello, desde la consultora se pone de relieve que estos cambios están impulsando al sector asegurador a asumir un nuevo papel.

«Las consecuencias de un mundo desprotegido y con una baja penetración de los seguros pueden ser graves, especialmente en los mercados emergentes», augura Andrew Schwedel, que dirige el grupo de Macrotendencias de Bain & Company. «Gracias a la mejora de la tecnología y los datos, las compañías de seguros tienen ahora la oportunidad -y quizá incluso el deber- de cambiar el objetivo central del sector, pasando del reembolso de pérdidas al control de las mismas durante la próxima década».

Un cambio en los seguros

A lo largo de las tres próximas décadas, Bain & Company prevé que el cambio climático multiplicará por diez las pérdidas económicas. Según la empresa, durante 2020, EE.UU. experimentó un número récord de incendios forestales y un número récord de tormentas durante la temporada de huracanes, y sin embargo, los seguros aún no cubren la mayoría de las pérdidas de estas catástrofes naturales.

El riesgo y la protección también se están desplazando geográficamente hacia países con un crecimiento económico más rápido. El estudio de Bain muestra que China impulsará más de una cuarta parte del crecimiento mundial de las primas hasta 2030. Sin embargo, pocas aseguradoras multinacionales pueden participar en los mercados de seguros de China, debido a la competencia y la normativa.

La tecnología mitiga los riesgos

Las aseguradoras pueden ahora utilizar herramientas tecnológicas, como la automatización o el internet de las cosas, para asociarse directamente con los clientes para identificar, prevenir y mitigar cada evento de riesgo.

El informe de Bain muestra que estas tecnologías también pueden reducir los costes operativos hasta en un 50% gracias a una mayor eficiencia y reducir el pago de siniestros hasta en un 20% al mitigar los riesgos.

«Los cambios en lo que necesitamos proteger, y en cómo nos protegemos contra ellos, han perturbado las cadenas de valor tradicionales de los seguros», explica al consultora.

El gran aumento de los seguros integrados y de las capacidades como servicio reconfigurará el sector. Así lo estima la consultora ya que las primas brutas emitidas alcanzarán los 700.000 millones de dólares en 2030.

No obstante, añaden: Este impacto variará según el sector, y la mayor penetración se producirá probablemente en tres grandes sectores: automóvil, viajes y propiedad, en los que el seguro puede integrarse fácilmente en los procesos de venta o reserva.

Cinco preguntas para lograr el cambio

El informe de Bain & Company concluye con cinco cuestiones estratégicas fundamentales en torno a la prevención de pérdidas, los seguros integrados, la distribución directa, la estrategia en China y las opciones de capital alternativas ayudarán a las aseguradoras a navegar por un futuro incierto.

Acerca del Autor
Con unos 40 años de experiencia en el ámbito de las comunicaciones especializadas, ampliamente relacionado a los sectores de la Salud, Seguros, seguridad y pensiones en R.D.

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com