El dinámico sector de seguros en República Dominicana

El sector de seguros está muy vinculado con las actividades financieras, especialmente de los bancos de servicios múltiples.

Aunque no todos los bancos son socios directos de las aseguradoras, como ocurría en el pasado en el país, sí mantienen estrechos vínculos societarios, lo que se evidencia en sus consejos directivos.

Las actividades financieras y de seguros están muy vinculadas.

En muchos países de la región, la regulación de los bancos y las aseguradoras se realiza desde una misma institución: Superintendencia de Banca y Seguros, mientras que en República Dominicana, la burocracia para esos fines es doble y por eso hay una Superintendencia de Bancos y una Superintendencia de Seguros.

Esto a pesar de que en las cuentas nacionales, el Banco Central presenta unificados los indicadores de la banca y los seguros en un capítulo denominado “Sector Financiero”.
Las estadísticas oficiales indican que cinco aseguradoras concentran el 77% de las primas cobradas durante el pasado año 2014, una tendencia que aunque varía en algunos puntos porcentuales, es prácticamente la misma en la actualidad.

Las compañías Seguros Universal, Seguros BanReservas, Mapfre BHD, La Colonial de Seguros y Seguros Sura, prácticamente dominan un mercado donde hay al menos 38 empresas del ramo reconocidas, de las cuales 32 están activas y seis sin operaciones.
De esas cinco empresas, sólo a una no se le conoce relación societaria con bancos comerciales.

1. Seguros Universial.

Es la más grande empresa aseguradora del país. Al cierre de 2014 registra una participación de mercado de 25.8% medido por las primas cobradas, de acuerdo con las estadísticas oficiales de la Superintendencia de Seguros. Tiene estrechas relaciones de negocios con el Grupo Popular, la entidad financiera privada más grande del país, aunque no forma parte de ese consorcio bancario. Esta aseguradora es presidida por Ernesto Izquierdo, uno de los más experimentados profesionales de ese sector, e integran su consejo de directores Marino Ginebra, Juan Manuel Pellerano, Andrés E. Bobadilla, Félix García Castellanos, José Antonio Acebal, Lina García, Luis F. Vásquez, Luis Rodríguez, Maribel Bellapart y Noris Perelló.

2. Seguros Banreservas.

Es la aseguradora estatal filial del Grupo BanReservas. Es la segunda aseguradora más grande del país con una participación de mercado, durante el año 2014, de 17.7%, aunque en los inicios de este año muestra una reducción de su tajada en primas cobradas. Su presidente es Enrique Ramírez Paniagua, quien además es administrador general del Banco de Reservas, entidad financiera estatal y la más grande en su ramo de la República Dominicana.

3. Mapfre BHD Seguros.

La tercera empresa aseguradora del mercado. En República Dominicana se compone por Grupo Mapfre de España, que data de 1933 y hoy tiene presencia en más de 40 países. Su socio local es el Centro Financiero BHD-León, la tercera entidad de su ramo más grande del país, conformado por 11 empresas en las áreas de finanzas y seguros. Mapfre BHD Seguros administró el 14.7% de las primas cobradas durante el año 2014 en las diferentes ramas de cobertura.

4. La Colonial de Seguros.

Con una participación de 9.6% del mercado asegurador, La Colonial es la única aseguradora concentrada solamente en su ramo. Su consejo de directores es presidido por Miguel Feris Iglesias e integrado, además, por Miguel Feris Chalas, César Iván Feris Iglesias, Mónica Armenteros, Ernesto Elías Armenteros, José Miguel Armenteros, Cinthia Miguelina Pellicce, Álex Báez Henríquez, José Hazim Frappier, José Luis Perozo, Mercedes Ramos, Carlos Federico Reyes Martínez y Pedro Rodríguez Martínez.

5. Seguros Sura.

La quinta aseguradora más grande por primas cobradas está vinculada con el Banco del Progreso. Seguros Sura tiene el 9.2% del mercado asegurador local. Grupo Sura es un holding que agrupa empresas en las áreas de inversión, seguros, energía y otras en centro y suramérica. Opera en República Dominicana con perspectivas de crecimiento. Ofrece servicios en todas las áreas de seguros y de acuerdo con la Superintendencia de Seguros, en enero de este año pasó al puesto cuatro con 11% de las primas cobradas en ese mes.

Falta de cultura de prevención y altos impuestos limitan el sector de seguros

Durante el pasado año 2014 las empresas aseguradoras registraron primas cobradas por valor de RD$33,207.2 millones, de los cuales, cinco de 32 aseguradoras concentraron el 77.1%.

Las 32 empresas aseguradoras que están en operación regular, bajo la regulación de la Superintendencia de Seguros, ofrecen coberturas en al menos 11 áreas diversas, pero se concentran principalmente en las ramas de Incendio y Aliados (33.1% en 2014), Vehículos de Motor (28.3%) y Vida Colectiva (15.7%), seguido por las áreas de salud (8.5%) y “otros”.

Las empresas del sector abogan por que en República Dominicana se fortalezca la cultura aseguradora, pero para ello sería necesario reducir la carga impositiva que tiene el servicio, que si bien está exento del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), tiene que pagar un 16% de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

La Cámara Dominicana de Aseguradoras y Reaseguradoras (Cadoar) considera ilógico que un sector llamado a motivar la protección de bienes sea gravado con un ISC, como si se tratara de un lujo y no de una necesidad.

Uno de los sectores más activos en los seguros es el de Vehículos de Motor, motivado especialmente porque la legislación vigente establece ese seguro de forma prácticamente obligatoria. Aun así, hay una alta proporción de vehículos sin el seguro correspondiente.
Los seguros de vida y de vivienda, también tienen una alta participación en las primas, pero sólo sobre los financiamientos que otorgan los bancos para la adquisición de viviendas.

Cuando un ciudadano o una familia reciben un préstamo hipotecario, debe pagar un seguro de vivienda y un seguro de vida. Pero ese seguro no cubre el inmueble adquirido, sino el monto del crédito concedido.

Esto quiere decir, que si ocurriese una situación en que la casa se destruye, el adquiriente no tendría que pagar la deuda pendiente, porque está asegurada, pero su vivienda queda sin cobertura para la recuperación o reparación. Lo mismo pasa con el seguro de vida, que en caso de morir el deudor, entonces el préstamo bancario se da por saldado, no así, cualquier otro compromiso que pese sobre el inmueble adquirido.
La intención de Cadoar es que los ciudadanos aseguren sus viviendas, sus propiedades, sus vidas y otros bienes, independientemente de que sean financiadas o no.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com