Salud Preventiva: Osteoporosis y caídas, el binomio mortal

Existe un proceso de remodelado óseo constante, mediante el cual el hueso viejo es reemplazado por hueso nuevo; sin embargo, este equilibrio podría verse afectado por diversos factores. Es entonces cuando aparece la osteoporosis.

La densidad del hueso, la calidad y el remodelado son los “determinantes de la resistencia ósea”. La disminución de la densidad, las alteraciones de la calidad y el remodelado óseo acelerado serían las causas que originan la enfermedad. La osteoporosis es una enfermedad que afecta los huesos , provocando la disminución de la masa ósea que lo forma, de las proteínas que constituyen su matriz o estructura y de las sales minerales de calcio que contiene. Como consecuencia de ello, el hueso es más frágil de lo normal, lo que aumenta significativamente el riesgo de fracturas.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis? Mediante una prueba denominada densitometría ósea, que mide la cantidad de masa ósea del esqueleto.

Dependiendo de los resultados se clasifica en:

  • Normal. Cuando la densidad mineral ósea es superior a -1 de desviación estándar en la escala T.

  • Osteopenia. Cuando la densidad mineral ósea se encuentra entre -1 y -2.5 , desviación estándar en la escala T. La osteopenia no se incluye dentro de la osteoporosis y en general no precisa tratamiento con fármacos.

  • Osteoporosis. Si la densidad mineral ósea es inferior a -2.5 desviación estándar en la escala T.

  • Osteoporosis establecida. Cuando existe osteoporosis y ésta ha ocasionado una fractura.


La escala T hace referencia a la media de densidad ósea de la población sana del mismo sexo y 20 años de edad.

Se estima que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres de más de 50 años sufren de osteoporosis, condición responsable de millones de fracturas anualmente, en muchas de las cuales se involucran las vértebras lumbares.

La osteoporosis no provoca síntomas y suele pasar desapercibida, motivo por el cual se la ha denominado “la epidemia silenciosa”. Las manifestaciones clínicas de la osteoporosis aparecen como consecuencia de sus complicaciones: las fracturas. Sin embargo, existe el error extendido de considerar que la pérdida de masa ósea provoca dolores musculoesqueléticos.

¿Cómo puedo evitar la osteoporosis?

Una dieta balanceada, rica en proteínas, vitaminas y minerales, constituye la base de un buen estado de salud. El consumo de calcio es determinante para la salud ósea; el mismo puede ser obtenido de la dieta de alimentos como las habichuelas blancas, el brócoli, coliflor, repollo, avellanas, almendras, cilantro y, por supuesto, la leche y sus derivados, que constituyen la principal fuente de este mineral.

La actividad física constituye, sin lugar a dudas, el tercer pilar de la estrategia de prevención de esta enfermedad, ya que existe una relación muy estrecha y altamente conocida entre el índice de masa corporal (IMC) y la densidad mineral ósea.

Múltiples estudios confirman que mantenerse en el peso ideal y realizar periódicamente ejercicio físico aeróbico o ejercicios de resistencia, puede ayudar a mantener o incrementar la densidad ósea (DO) en mujeres posmenopáusicas. El ejercicio físico también mejora en el equilibrio y reduce el riesgo de caídas.

Acerca del Autor
Con unos 40 años de experiencia en el ámbito de las comunicaciones especializadas, ampliamente relacionado a los sectores de la Salud, Seguros, seguridad y pensiones en R.D.

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com