OPS elogia el impuesto de México a los refrescos

México ha dado un ejemplo a otros países al convertirse en el primer país de las Américas en aumentar los impuestos sobre los refrescos y otras bebidas azucaradas para reducir su consumo, dijo Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en un acto por el Día Mundial de la Salud, que este año se enfoca en la diabetes.

Medidas como el aumento de los impuestos sobre las bebidas endulzadas con azúcar, las regulaciones sobre la publicidad de alimentos poco saludables dirigidas a los niños, y el etiquetado frontal de los alimentos para advertir del exceso de sal, azúcar o grasa se encuentran entre las medidas recomendadas por la campaña del Día Mundial de la Salud de este año con el fin de promover una alimentación sana para la prevenir y controlar la diabetes.

“México ha demostrado su liderazgo mundial al aumentar los impuestos sobre las bebidas azucaradas, lo que logró reducir su consumo un 6% en un año. Este es un componente de una estrategia nacional integrada adoptada por México para luchar contra la obesidad, el sobrepeso y la diabetes”, señaló Etienne. “Es un gran comienzo, y otros países de nuestra región, como Barbados y mi país, Dominica, han replicado esta experiencia. En ese sentido, invito al resto de los países de nuestra región a establecer impuestos sobre las bebidas azucaradas siguiendo el ejemplo exitoso de México”.

La llamada a la acción de la Directora de la OPS es parte de la campaña del Día Mundial de la Salud de este año, cuyo lema es “Apura el paso. Gánale a la diabetes”. La iniciativa busca dar a conocer la importancia de incrementar la prevención y el control de la diabetes, que es la octava causa de muerte a nivel mundial, la cuarta en las Américas, y la principal en México.

En las Américas, el número de personas con diabetes se ha triplicado en las últimas tres décadas, desde 18 millones en 1980 a aproximadamente 62 millones en 2014. Este incremento ha sido paralelo al aumento de las tasas de sobrepeso y obesidad, un factor de riesgo principal para la diabetes tipo 2. Si continúan las tendencias actuales, la OPS estima que el número de personas con diabetes en las Américas superará los 100 millones en 2040.

“La diabetes afecta a cualquier persona, pero sobre todo a aquellas en situación de vulnerabilidad: quienes tienen limitaciones económicas, sin acceso a la atención sanitaria, y con menos oportunidades para una vida saludable”, explicó Etienne. “Estamos, sin duda, frente a una epidemia que tiene efectos devastadores sobre la calidad de vida de los afectados, así como en sus familias, los sistemas de salud y las economías de los países”, explicó.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com