Un inyección bimestral, el futuro tratamiento contra el sida.

Barcelona (España).- En el marco de un simposio internacional sobre la enfermedad realizado hace pocos días, se presentó una inyección intramuscular (que contiene cabotegravir y rilpivirina) y que será de uso bimestral. El desarrollo se encuentra en fase III y se estima que estará disponible al público en 2018. 



Durante el fin de semana se realizó en Barcelona, España, la "XXII edición del Simposio internacional sobre VIH ¨Simposio SI, 2016¨", donde expertos de todo el mundo comunicaron los avances producidos en este campo durante el último año.


Una de las principales novedades expuestas fue la inyección de periodicidad bimestral, a base decabotegravir y rilpivirina. “Se trata de medicamentos que ya existían pero que han sido reformulados con nanotecnología, por lo que tienen una liberación más prolongada”, explicó eldoctor de la Unidad de VIH del Hospital Vall dHebron de Barcelona, Esteban Ribera.


Por su parte, el jefe de Enfermedades Infecciosas y Sida del Hospital Clínic, Josep María Gatell, destacó que “la adherencia al tratamiento es uno de los principales problemas de la enfermedad”, por lo que “la inyección les permitirá cumplir el tratamiento, mejorando además su calidad de vida”.


Además, los especialistas hicieron referencia a la publicación de trabajos de investigación que proporcionaban evidencias sólidas de que tratar el VIH en fases tempranas tenía claros beneficios para los pacientes.


“Hasta hace pocos años las recomendaciones decían que no hacía falta empezar el tratamiento mientras que el paciente se encontrara bien. Ahora, ya disponemos de estudios que respaldan que cuanto antes se empiece a administrar el tratamiento, mejor será su evolución”, explicó Gatell.


Al tratarse de una enfermedad contagiosa, es fundamental “identificar a las personas que están infectadas y no lo saben y empezar a tratarlas cuanto antes” ya que, tal y como indicó Gatell, esto“no solo supone un beneficio para los propios afectados, sino también para la Salud Pública”, porque de este modo se reduce el riesgo de transmisión de forma inconsciente.


En relación a las expectativas en el campo de la investigación sobre el sida, los especialistas coincidieron en que aún hay campo por recorrer. “Al tratarse de una enfermedad crónica -precisó Gatell- todavía tenemos márgenes de mejora que pueden ir en tres direcciones: la posibilidad de un tratamiento inyectable de administración cada cuatro u ocho semanas; el descubrimiento de nuevas dianas terapéuticas, es decir, nuevas familias de medicamentos que ataquen al VIH por mecanismos diferentes a los de los actuales medicamentos; y, finalmente, la posibilidad de obtener nuevos medicamentos que puedan contribuir a una curación funcional de la infección o incluso a su erradicación sin que sea necesario un tratamiento antirretroviral de por vida”.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com