Seguros de salud para mayores, ¿sale a cuenta contratarlos?

Compartir una sala de espera con decenas de personas, esperar meses para una operación o una consulta, estas son algunos de las situaciones que tienden a darse en el sector público de salud. Por lo tanto, cuando comienzan a multiplicarse las visitas médicas, contar con un seguro privado que facilite una atención personalizada y rápida podría ser una mejora considerable en la calidad de vida. No obstante, las aseguradoras comienzan a subir las tarifas de sus servicios cuanto mayor es la edad del contratante, e incluso, dependiendo de la compañía dejan de aceptar nuevos clientes de avanzada edad.

Valorando las variables de rapidez, personalización y precio surge una duda entorno a contratar o no, un seguros de salud. Hay que dejar claro que la seguridad social y las empresas privadas ofrecen la misma cantidad de servicios, es decir, no hay prácticamente ninguna atención que ofrezcan los seguros de salud diferentes a los públicos. La diferencia suele radicar en la rapidez de la atención, evitar las aglomeraciones en los hospitales públicos así como la ubicación de las clínicas privadas.

Por otro lado, ateniéndonos a los datos, la mayor masa de la población se va moviendo hacia las edades avanzadas que tienen unas necesidades específicas y precisan productos y servicios a medida. De este aspecto se han dado cuenta los proveedores de estos seguros para hacerlos muy apetecibles, ofreciendo especialidades médicas como las psicológía y servicios de telefarmacia. Pero, ¿sabes si realmente necesitas un seguro de salud?

¿Tienes la obligación de acudir continuamente al médico?
Un aspecto fundamental que de nuevo es necesario tener en cuenta, es la rapidez que ofrecen las clínicas privadas con respecto a las públicas. Esto no se debe a una mejor gestión, o a unos métodos diferentes, sino a una mayor cantidad de personas que acuden a centros de salud y hospitales públicos.

Por ello, si tus necesidades hacen que la visita al doctor sea muy recurrente, lo mejor será evitar las largas esperas que tiene la sanidad pública. En el caso de los especialistas y según los últimos datos de Epdata Agencia de Datos de Europa Press, la espera es de 81 días naturales. Si bien, este dato es tomado teniendo en cuenta la primera cita y, dependiendo de la gravedad del paciente, podrá ser más corto aunque, en ningún caso, tanto como a través de una clínica privada. Cabe destacar que estos datos de días de espera son una media global de toda España, y que, dependiendo de la comunidad autónoma, así como de la localidad, variará la cifra.

Cuidado con la edad
Las aseguradoras de salud comienzan a aumentar las tarifas cuanto mayor edad tiene el contratante, y las razones son simples. De forma general, las personas de avanzada edad solemos acudir con más frecuencia al médico y son más comunes las intervenciones quirúrgicas, por lo tanto el gasto médico para la aseguradora es mayor.

No obstante, no existe ningún truco para evitar este aumento del precio. Contratar un seguro de salud durante toda la vida, no evita que, según la compañía, a partir de una cierta edad comiencen a subir los precios. Por lo tanto, habrá que tener en cuenta todas estas variables, ya que, partir de los 50 años será más caro el seguro de salud. Por otro lado, si esperamos hasta el último momento para firmar una de estas coberturas, nos arriesgamos a que la compañía ya no acepte asegurarnos.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com