Apréndete esta lección sobre estafas a estudiantes



(BPT) - Si estás cursando estudios universitarios o secundarios, hay muchas posibilidades de que estés esforzándote para tener buenas calificaciones y trabajando para ganarte un poco más de dinero extra. Y mientras ahorras al máximo comiendo sopa de fideos y pizza congelada, ¿querrías arriesgarte a ser víctima de una estafa, y a perder ese dinero obtenido con tanto trabajo?

Cuando estés en internet, presta gran atención a las estafas más usuales dirigidas a ti y a tus amigos.

¿Estás solicitando becas?

Independientemente del tiempo que llevas estudiando, siempre estarás buscando más formas de financiar tus clases. Es probable que veas anuncios o avisos sobre becas que te llamen la atención, pero analízalos a fondo antes de actuar. Una buena regla a seguir es que ninguna organización válida que otorga becas te pedirá una cuota de dinero para hacer tu solicitud o recibir el dinero que te hayan asignado. Además, ningún sitio web de otorgamiento de becas o subvenciones garantizará la obtención de las mismas, ni usará la frase “dinero gratis”.

Según FinAid.org, muchas ofertas falsas parecen legítimas, y, cada año, unos 350,000 estudiantes son víctimas de este tipo de estafa. Como parte del “proceso de solicitud”, piden abundante información personal como el número del Seguro Social. Si no estás seguro de que lo prometido es real, verifica antes de dar tu información. El consejero de tu escuela secundaria, o la oficina de ayuda financiera de tu centro universitario, te podrán decir si una organización de otorgamiento de becas o subvenciones es genuina.

¿Estás buscando apartamento de estudiante?

Supongamos que ves el anuncio de una magnífica propiedad para alquilar en la ubicación ideal cerca de tu escuela, con un precio bajo increíble, ¡e incluso piscina! Podrías pensar que parece demasiado bueno para ser cierto, y es posible que sea así. Algunos anuncios de propiedades para alquiler son falsos, y usan fotografías e información que parecen auténticos, pero no lo son. Y cuando le envíes un mensaje por correo electrónico o llames para pedir detalles sobre la propiedad, te dirán que el sitio goza de tanta popularidad que deberás enviar dinero por adelantado para reservar un turno antes de verla físicamente. También puede ocurrir que “el dueño” te diga que no está en la ciudad y no puede mostrarte el apartamento, pero puede reservártelo, si abonas un depósito adelantado.

Es una estafa. Una encuesta realizada por Apartment List en la que participaron 1,000 inquilinos, revela que el 6.4% de los mismos ha perdido dinero en estafas similares. Un dueño verdadero, si está fuera de la ciudad, puede coordinar con alguien para que te muestre la propiedad, y no deberá pedir dinero por adelantado. Si te cansas de ese tipo de estafas, puedes reportar la falsa oferta por internet al Centro de Quejas de Delitos por Internet del FBI.

¿Estás buscando trabajo?

Independientemente de que veas un anuncio en internet o en el mural de anuncios del recinto universitario, debes estar alerta con respecto a ofertas de empleo a tiempo parcial que también te parezcan demasiado perfectas para ser ciertas. Los empleos que ofrecen demasiada flexibilidad en los horarios, u opciones fáciles de trabajo desde tu domicilio, podrían ser verdaderos, pero también falsos. Antes de cerciorarte, usa tus habilidades detectivescas y haz un poco de rastreo. Puedes verificar la compañía en Better Business Bureau para ver si es auténtica. E incluso si la compañía aparece en la lista, puedes investigar su información de contacto como el nombre del campo de la dirección de correo electrónico, para determinar si se corresponde con el localizador uniforme de recursos (URL) de la compañía, o incluso llamar directamente a la misma para preguntar por la oferta de empleo.

Además, debes tener cuidado a la hora de dar cualquier información personal como el número de cuenta bancaria, el del Seguro Social o cualquier otro dato sensible en una solicitud de empleo — o por cualquier otra razón—antes de reunirte personalmente con alguien o verificar la compañía y su ubicación. Y si la compañía te pide un pago anticipado para realizar una “comprobación de antecedentes penales”, asúmelo como una señal de advertencia.

Para tener acceso a más consejos e información sobre fraudes al consumidor, visita el sitio web wu.com/fraudawareness. Si crees que has sido víctima de fraude usando Western Union, llama al número telefónico de la Línea de Ayuda contra Fraudes de Western Unión, 1-800-448-1492.

¿Crees que puedes detectar una estafa? ¡Visita #WUFraudQuiz para ver si apruebas el cuestionario!



]]>




Newsletter Powered By : XYZScripts.com