COVID-19: Repercusiones en los seguros de riesgo de crédito y garantías

Si bien los analistas esperaban en un principio que los efectos económicos se limitaran al primer trimestre de 2020, parece que el COVID-19 va a tener un impacto más duradero. A principios de marzo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió que un brote prolongado e intensivo en la región de Asia-Pacífico, Europa y Norteamérica podría reducir el crecimiento global en un 1,5% en 2020, partiendo desde su previsión anterior al brote de un 2,9%. Incluso sin tal brote, la OCDE revisó a la baja las previsiones de crecimiento global a un 2,4% para 2020.

La pandemia del COVID-19 y los esfuerzos para contener su propagación están interrumpiendo la actividad económica. Con fuertes implicaciones para los mercados de crédito comercial, riesgo político y seguros de garantía, parece que muchas de las economías más grandes del mundo se verán afectadas, presentando riesgos para el comercio global y las operaciones comerciales.

Esta interrupción en la producción generará menores ingresos, lo que corresponde a márgenes más bajos con niveles de ganancias en los sectores automotriz, textil y químico que probablemente sean los más afectados inicialmente. Es probable que las aerolíneas, los transportistas y los operadores de viajes también experimenten desafíos del lado de la demanda, a medida que los viajes globales y nacionales se desaceleran.

Los asegurados deben poder presentar un reclamo válido por pérdidas relacionadas con COVID-19 bajo una política de crédito comercial, si no hay violaciones de las cláusulas estipuladas. Como la causa inmediata de la pérdida es incumplimiento o falta de pago, la cobertura no considera la causa subyacente de la pérdida, si no se excluye.

Para aquellos con intereses comerciales en ubicaciones severamente. afectadas, hay una serie de recomendaciones, como las siguientes:

Monitoreé activamente la situación.
Adopte un enfoque cuidadoso para exportar a la ubicación y revise los contratos vigentes.
Esté preparado para las solicitudes de las aseguradoras de información específica sobre cualquier fondo pendiente de bienes o servicios vendidos a riesgos basados en esa ubicación, junto con instrucciones para abstenerse de enviar, si los puertos comienzan a alcanzar su capacidad.
Evalúe, antes de que se realice un envío potencialmente asegurable, si las condiciones en el terreno serían tan impactantes que están enviando a una pérdida previsible, y si están ejerciendo el debido cuidado y diligencia.
Tomar estos pasos y las acciones de mitigación del riesgo de continuidad comercial ayudarán a su organización a ser más resistente a los efectos económicos de COVID-19.

Aunque potencialmente están cubiertos por una póliza de crédito comercial, las enfermedades transmisibles como el COVID-19 pueden ser difíciles de modelar o predecir. Sin embargo, para cualquier empresa que venda a cuenta abierta y / o tenga activos en el extranjero, dicha cobertura forma parte de una estrategia de gestión de riesgos más amplia y proactiva.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com