Tendencias tecnológicas clave para la relación del usuario con su centro de salud

En un mundo global, el salto de lo analógico a lo digital es un paso obligado para todas las empresas, independientemente de su tamaño. Y no solo como oportunidad de negocio, sino también porque las nuevas generaciones de nativos digitales lo quieren así.

“En este nuevo contexto digital, las necesidades y demandas de los consumidores se transforman. Quieren disponer de la máxima información posible y decidir sobre esta; ya no son meros espectadores o receptores de información, sino que han adoptado un papel activo de creadores de contenido, y con ello la capacidad de influir en las decisiones de otros”, señala un informe de la consultora Minsait.

Con estos nuevos hábitos digitales, la atención multicanal y personalizada se impone para atender las necesidades de los clientes de empresas de todos los ámbitos, incluido el de la salud. Si somos capaces de gestionar nuestra cuenta bancaria desde cualquier lugar, ¿por qué no sucede lo mismo con nuestro historial de salud?, plantea el informe.

Ejemplo de ello es Savia, la solución que MAPFRE ha presentado hace poco y que es fruto de un trabajo en equipo con el cliente (escuchando y valorando sus necesidades). Se trata de una plataforma digital de servicios de salud, enmarcada dentro de las tendencias del mercado de digital health mundial, que permite al usuario tener el control de su salud y la de los suyos, tengan o no seguro médico.

La accesibilidad es una de las claves para impulsar el cambio hacia lo digital en el campo de la salud. La posibilidad de pedir cita, con solo entrar en la web o en una aplicación con el smartphone, facilita el acceso y es una de las herramientas más extendidas en este sector, según el informe. “El nuevo usuario/paciente está permanentemente conectado, y por eso espera de los prestadores de salud un sistema disponible 24x7x365”, explica.

La personalización se ha consolidado como una estrategia o servicio que mejora la experiencia de los consumidores y usuarios. “Igual que existen los markets de aplicaciones como AppStore (Apple), SMART App Gallery o Google Play (Google), los servicios de salud y compañías prestadoras de salud privadas podrán desarrollar conceptos similares que faciliten el acceso a su portfolio de servicios, ofreciendo la capacidad de personalizar la experiencia al propio usuario”, indica el informe.

Otra tendencia que demandan los ciudadanos en su relación digital con el centro de salud son la fluidez y la ubicuidad. Se refiere a poder acceder a toda la información y servicios desde cualquier dispositivo y lugar, con una interacción fluida y natural. “Consiste en automatizar la interacción con el cliente/paciente, reduciendo al mínimo la necesidad de contacto personal en los estadios tempranos de los trámites”. Una de las demandas más solicitadas por los pacientes son las videoconsultas, según el informe. “Se estima que hasta el 35% de las consultas presenciales en atención primaria pueden atenderse a distancia y que más del 90% de los casos atendidos por videoconsulta no requieren seguimiento posterior”, apunta.

Gracias a la digitalización, todo se puede medir para comprobar la evolución, por ejemplo, con la monitorización de los parámetros de salud. Esto propicia el concepto de la atención basada en el valor (Value-based Care). “Este modelo evalúa el valor generado durante un proceso asistencial considerando todos los costes asociados. Por ejemplo, la inclusión de copagos en casos de uso excesivo, irresponsable o irracional de los servicios de salud, que impliquen un sobrecoste al sistema; o bien, introducir recompensas y beneficios para pacientes comprometidos con su salud”, explica el informe. Estas plataformas tecnológicas facilitan los servicios end-to-end o lo que es lo mismo: la “conexión de toda la información relacionada, a fin de que la experiencia sea completa, fluida y coherente”.

La digitalización de los procesos clínicos y las experiencias de los pacientes da lugar a una gran cantidad de datos, por lo que se impondrán los modelos basados en repositorios de información unificada, que debe ser analizada y cruzada con otros datos para construir estrategias y crear nuevos modelos de negocio. Es la tendencia tecnológica del Smart Data.

Una de las grandes tendencias con gran impacto en todos los sectores es el uso de la Inteligencia Artificial. En el de la salud “podría revolucionar a medio plazo el modo tradicional en que se presta la asistencia médica” con sistemas de aprendizaje capaces de facilitar un diagnóstico clínico más avanzado, entre otras muchas aplicaciones.

La última tendencia reflejada en el informe se refiere al uso de dispositivos médicos conectados o Internet of Medical Things (IoMT), en el que el mayor reto es conseguir la interoperabilidad de los mismos “con el entorno asistencial, y al mismo tiempo integrar la interacción con el entorno de los usuarios”, subraya el informe.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com