Las nuevas tecnologías tienen el potencial de reducir la brecha de protección aseguradora

El potencial que tienen las tecnologías digitales para reducir la brecha de protección aseguradora no se basa solo en el resultado de los rápidos avances en conectividad, movilidad, cloud computing, análisis de "grandes datos" y redes sociales. También refleja las deficiencias de los modelos de negocio tradicionales y las ineficiencias inherentes del mercado de seguros y que la digitalización está obligada a mitigar. Este potencial es además, más pronunciado en las líneas como Autos, Salud y Propiedad.

Existe actualmente un consenso sobre que las mayores virtudes que se recibirán a través de los seguros digitalizados serán la reducción de costes y el desarrollo de nuevos productos y soluciones centradas en el cliente. “La clave para que las aseguradoras descubran este potencial y aprovechen la enorme brecha de protección es integrar la tecnología, los datos y el análisis”, revela The Geneva Association en un informe publicado recientemente y centrado en cómo aprovechar la tecnología para estrechar la brecha de protección de los seguros ‘Harnessing Technology to Narrow the Insurance Protection Gap’. En lo que respecta a la tecnología -en lo que se centra el enfoque de este informe-, las aseguradoras aceptan cada vez más la preferencia de sus clientes por las comunicaciones y las transacciones móviles; además, añaden, “responden a un nivel mucho mayor de la interacción deseada, como puede ser a través de asesores digitales; y aprovechar la "explosión" de las fuentes y grupos de datos disponibles, por ejemplo, a través de Internet de las cosas”.

Junto a estos primeros pasos, detalla el informe, también se exploran oportunidades a largo plazo de aplicaciones tecnológicas como la Inteligencia Artificial, que confiere la capacidad de reconocer una serie de patrones a raíz de grandes datos y no estructurados o el Blockchain, que garantiza la utilización de los datos de manera común.

Conocer y aprender de los riesgos ‘buenos y malos’

Se espera que las nuevas tecnologías digitales afecten profundamente a todos los eslabones de la cadena de valor del seguro y que ofrezcan el potencial de reducir radicalmente los costes de transacción y mitigar los obstáculos tradicionales al seguro. Por ello, se busca establecer el camino para lograr una mayor penetración del seguro y abordar las ineficiencias del mercado, matiza el informe. En la era digital, es probable que desaparezcan las asimetrías de la información tradicional en los seguros, así, tanto los aseguradores como los asegurados se beneficiarán de una información mejorada a un coste mucho menor. "La cantidad exponencialmente creciente de datos personales de origen digital permite a los asegurados y a sus aseguradores discernir más claramente entre los riesgos 'buenos' y 'malos'", añade la publicación.

Como resultado, la disponibilidad de los seguros podría mejorar frente a una situación adversa generando que las personas de alto riesgo adquirieran un seguro. En última instancia, se fortalece el papel tradicional de los seguros en la agrupación de riesgos y mutualización, afirma la asociación. Los grandes datos, agregan, también pueden mitigar el riesgo que puede ser controlado por el asegurado y, como tal, mejorar la eficiencia económica.

“La brecha global de la protección de los seguros es uno de los problemas más apremiantes al que se enfrenta nuestra sociedad. Esto conduce a una falta de resiliencia social en muchos países en desarrollo y emergentes, donde el seguro hoy en día apenas juega algún papel cuando se trata de mitigar los impactos de desastres naturales o pandemias, por nombrar sólo dos de los principales riesgos sociales”, afirma Anna Maria D’Hulster, secretaria general de la Asociación. “Muy a menudo las pérdidas económicas siguen sin seguro. Sin embargo, esta situación no se limita a los mercados emergentes. Un ejemplo, es el devastador terremoto sufrido en el Centro de Italia y que puso de relieve que aproximadamente un 90% de las pérdidas totales no estaban aseguradas. Por lo tanto, las (re) aseguradoras necesitan fortalecer aún más su contribución a la resiliencia de la sociedad ante los desastres así como ante otros riesgos como es el envejecimiento y la longevidad”, añade la directiva.

El poder de la predicción

Tanto en los mercados en desarrollo como en los emergentes, en particular, la tecnología ofrece el potencial de aumentar la penetración de los seguros al abordar los obstáculos en las áreas de distribución y liquidación de los siniestros que, por ejemplo, obstaculizan la mayor aceptación del microseguro.

En los mercados de seguros maduros, por otro lado, la complejidad percibida del producto y la opacidad del cliente final impiden una expansión del alcance de los productos de seguros. Los avances tecnológicos podrían abordar efectivamente este problema, por ejemplo, al permitir a los clientes que tengan los productos de la forma que realmente desean tenerlos. Sobre la base estas grandes bases datos, recuerda el informe, las aseguradoras podrían predecir lo que los clientes necesitan, en lugar de pedirles que respondan a una multitud de preguntas a la hora de realizar la suscripción. Además, las nuevas tecnologías y la analítica mejorada pueden reducir drásticamente el coste de la política de administración, la comercialización, la distribución, la liquidación de siniestros y, al mismo tiempo, mejorar la selección de riesgos y de la suscripción.

Este informe explica cómo capturar ese potencial, aprovechando la tecnología con el propósito de reducir las brechas globales de protección.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Pedro Diaz Ballester CEO, Presidente la Federacion, y de Florida Latinamerica-Caribbean Business Federation

Leave a Reply

*

3 × 3 =

Newsletter Powered By : XYZScripts.com